Sobre FESTIFAL V

20171126_133334

The Love Seeker de Lara Tejela y El color de la sed y de Lala Gracia, han sido las ganadoras en las categorías mejor corto documental y mejor corto de Ficción en la quinta edición de FESTIFAL

Urrea de Gaén clausura esta edición del festival, que ha conseguido llenar su cine, prácticamente en todas sus sesiones

El jurado, compuesto por Paula Blesa, Santiago Sáenz, Javier Martínez, Raquel Pardos y Antonio López, acordaba también hacer un reconocimiento especial al cortometraje de Pablo Adiego titulado Camposanto (2017).
La sesión de hoy, clausurada por la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Urrea de Gaén, Angelines Calmache, el presidente de la Comarca del Bajo Martín, Antonio Delrío y el presidente del Centro de Estudios del Bajo Martín (CEBM), José Ángel Guimerá.

En primer lugar, se ha podido disfrutar una presentación de la séptima edición del concurso de relatos cortos Albada-Comunite, que el próximo año dedicará su temática al mundo rural. La presentación corría a cargo del escritor Carlos Tundidor.
Tras esta presentación hemos asistido a la actuación de la laudística municipal de Híjar, que en esta ocasión contaba dentro de sus treinta integrantes con miembros de otras poblaciones cercanas como Escatrón, Samper de Calanda, Sástago, Albalate y Urrea de Gaén. Su director, Ángel Marín nos presentaba un repertorio de temas musicales procedentes de conocidas bandas sonoras de películas como, Dotor Zhivago, La vida es bella o el Último Mohicano.

Ha sido una jornada en la que de nuevo los discursos han girado en torno a la despoblación rural y a la necesidad de unir voluntades para combatir este problema.
Las obras premiadas de esta edición, en la que los finalistas procedían de seis países diferentes, han recaído en dos realizadoras españolas. La oscense Gala Gracia recibía el premio a mejor cortometraje de ficción por su obra El color de la sed (2017). Que, a su vez, hoy mismo, recibía un premio en el Festival de Cine de Lion. Por esta razón Lara no podía acudir hasta Urrea. Recogía el premio en su nombre su distribuidor, Jesús Soria. Este cortometraje nos narra la historia de un pastor que sufre las consecuencias de una devastadora sequía.
El primer premio al mejor cortometraje Documental recaía sobre la obra de la mallorquina Lara Tejela, titulada The Love Seeker (2017). Se hacía entrega del premio en ausencia de la autora a sus dos Hermanas Irina y Cecilia. En esta obra podemos ver el retrato de una chica con el corazón roto, por medio de un diálogo con sus vecinos de 80 años en busca de las claves del amor.
En ambos casos, el premio era la estatuilla “la fal dorada” y 800 euros en metálico para cada una de ellas.

La jornada del sábado trascurría como estaba programada, en la que es de destacar la elevada asistencia de público procedente de toda la comarca del Bajo Aragón Histórico.
La sesión inaugural fue inaugurada por José Ángel Guimerá, presidente del Centro de Estudios del Bajo Martín (CEBM), acompañado de Joaquín Lafaja, alcalde de la localidad y Antonio Delrio, presidente de la Comarca.
Tras las palabras de bienvenida, se proyectaban los cortometrajes Qué mala pata (2017), rodado con los alumnos de primaria del colegio público Vitorián Martín de Urrea de Gaén, que subían al escenario a recibir los aplausos de un público incondicional, junto a su maestro Héctor Benítez. Un total de 21 alumnos de la escuela de la localidad estaban repartidos entre las butacas del cine.
Tras este cortometraje vimos el corto Todos menos Miguel (2016), rodado en el IES Damián Forment de Alcorisa, que fue 1er premio en la pasada edición del Certamen Cine y Salud, recibiendo también el reconocimiento por tener mayor número de visitas en Internet. Para presentarlo contamos con el director de esta pieza, Joaquín Macipe, también profesor de plástica y audiovisuales en este instituto.
Después, ambos profesores, vecinos de la localidad turolense de Ariño, nos contaban los detalles de estos rodajes.
Y como colofón a esta jornada, asistimos al estreno mundial del último cortometraje rodado en el IES Damián Forment, Son de lo que no hay (2017).
Han sido tres días, cargados de cortometrajes en las categorías de ficción o documental, que hemos podido visionar de nuevo en el cine de Urrea de Gaén.
Todos los asistentes han resaltado que se trata de un festival muy cercano, donde todos se sentían como en casa.
Así concluía este festival, que volverá a abrir sus puertas en noviembre de 2019.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: