Presentación de Rujiar en Jatiel

PRESENTACIÓN DE RUJIAR XIII Y DEL MONOGRÁFICO “LA EDUCACIÓN EN EL BAJO MARTÍN”

Con motivo de las fiestas de San Javier, el próximo domingo día 8 de diciembre a las 20:00 horasel CEBM se acerca a Jatiel para presentar sus actividades.

Si te acercas al Jatiel conocerás la primera de nueve historias sobre nuestras escuelas, maestros y alumnos. Por primera vez coinciden en esta publicación dentro de un monográfico artículos de los nueve pueblos del Bajo Martín. Además conocerás también todos los artículos de Rujiar XIII

>> Entra en este nuevo documento del fondo documental del CEBM

     (La Escuela en Jatiel, por Jesús Lucea)

¿POR QUÉ LA EDUCACIÓN?

Estamos de nuevo con el libro-miscelánea Rujiar, que hace ya el número XIV, que no es poco alcanzar esta cifra y más en los tiempos que corren. Ya nos hemos convertido en un referente en el ámbito de las publicaciones anuales de los Centros de Estudios. Como siempre hemos elegido un tema monográfico, en este número ha sido el “La educación” en la historia más reciente en nuestra comarca. Por primera vez además de trabajos introductorios de Historia de la Educación en España, de diversos profesores de secundaria, tenemos la gran suerte de disponer de trabajos sobre la educación en los 9 pueblos de la comarca, de lo que debemos sentirnos todos satisfechos y por lo que desde el Centro de Estudios les damos las gracias.

20131206_131443En el anterior Rujiar , el XIII, que trataba sobre la emigración tuvimos la gran fortuna de incorporar a esta tarea conjunta a Jatiel, con un trabajo espléndido del jatielino Jesús Lucea. En este nuevo se incorpora por primera vez Azaila con un trabajo encomiable del zailano, Alberto Tesán Bielsa.

Todos los años nos suele generar ciertas dosis de preocupación el elegir el tema monográfico, que sirve de base fundamental al Rujiar. Se presentan las posibles alternativas, se hablan y finalmente se elige. Suelen plantearse siempre algunas dudas. En este número no ha habido discusión alguna. Nada más planteado el tema, hubo entre los diferentes miembros del Centro de Estudios total unanimidad, circunstancia que no debe extrañarnos. Todos hemos pasado por la escuela, donde aprendimos a escribir y a contar, y donde nos educaron unos maestros, que nos dejaron una huella imborrable, y a los que guardamos especial cariño. Me tomo la licencia de mostrar mis recuerdos personales de gran respeto y cariño hacia Sor Emilia y D. Pedro Bone, recientemente fallecido. Todos los hijaranos que ya rondamos una edad madura nunca olvidarán a Sor Emilia, como yo tampoco. Todavía recuerdo como apostada en la puerta de la escuela de las monjas, trataba de disimular unas lágrimas, al vernos marchar en fila a los chicos hacia la escuela de los maestros. Es una imagen que nunca podré olvidar.      

Insistiendo en la trascendencia para todos nosotros de esos años de la escuela, voy a utilizar las palabras expuestas en su trabajo sobre la escuela de Azaila de Alberto Tesán. Como escribía Antonio Machado: “mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla..”, bien podríamos decir nosotros: “Mi infancia son recuerdos de la escuela de mi pueblo”. Quien no se acuerda, ahora con cariño y nostalgia, entonces con una amalgama de sentimientos encontrados, de las travesuras en clase, de los juegos del recreo, de los castigos y lecciones mal aprendidas, de la amistad de los compañeros de toda la vida, de las peleas entre amigos…      

No creo que sea necesario insistir más en la justificación del tema elegido. No quiero terminar estas líneas introductorias sin detenerme en un hecho trascendental para la educación de nuestra comarca, cual es la existencia de un Instituto de Enseñanza Secundaria. Conviene recordar un poco la historia., para lo que recurro a un trabajo del que fue director del Instituto Pedro Laín Entralgo, Javier Lacueva. El día 8 de octubre de 1984 figura en el libro de actas de lo que actualmente es el IES Pedro Laín Entralgo como el punto de partida de esa institución educativa. Se iniciaba la andadura con 43 alumnos, divididos en dos grupos, y tres profesores, dirigidos por la profesora Pilar Sancho, que impartirían 1.º de Formación Profesional (FP 1) de Moda y Electricidad en las antiguas escuelas, de la calle Abadía. Este centro, que pertenecía –como sección– al Instituto de Formación Profesional de Andorra, mantuvo estas especialidades hasta el curso 92-93, momento en el que se implantó 3.º de ESO (Educación Secundaria Obligatoria) para que conviviera con las especialidades existentes.

Un día 12 de abril de 1999 comenzaron las clases en el estupendo y radiante actual edificio con un costo de 141 millones de pesetas, y mediante  ORDEN de 5 de julio de 1999, del Departamento de Educación y Cultura, se transformó de Sección de Educación Secundaria Obligatoria en Instituto de Educación Secundaria Obligatoria. Circunstancia impensable en tiempos preteritos, mas con la llegada de la democracia se produjeron grandes avances. Una prueba incuestionable de ello es la existencia de nuestro instituto, donde estudian, aprenden, se forman y conviven los chavales de toda nuestra comarca.

Por Cándido Marquesán

Coordinador de Rujiar XIV

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: